sábado, 28 de marzo de 2009

Tarta de frutas


Ingredientes : 300 gr. de masa quebrada, crema pastelera, frutas coloridas diversas (fresas, kiwis, melocotón en almíbar, plátano, etc) y gelatina neutra.

Masa quebrada: 325 gr. harina, 225 gr. mantequilla, 2 ud. huevo, media cucharadita de sal.

Crema Pastelera: 1 litro de leche, 6 yemas de huevo, 200 gramos de azúcar (variará según el paladar del comensal), 75 gramos de harina, 50 gramos de maicena, la corteza de un limón, 1 vaina de vainilla y una ramita de canela.


Preparación: Para la masa quebrada: Mezclar la harina, la sal y la mantequilla. Luego, ir añadiendo los huevos uno a uno. Si fuese necesario, se puede añadir un poco más de harina. Amasar lo justo para que los ingredientes se mezclen bien. Hacer una bola con la masa y reservar en la nevera, envuelta en un paño o papel de plástico, por lo menos durante 1 horas, antes de usarla.

Para la crema pastelera: Pon a calentar la leche con la canela, la piel de limón y la vainilla, sin que llegue a hervir. Por otro lado mezcla en un bol la harina tamizada con la maicena y el azúcar, a continuación incorpora las yemas, 1/2 vaso de leche y bate bien con ayuda de unas varillas. Retira la canela, la piel de limón y la vaina de vainilla de la leche e incorpora la mezcla del bol. Llévalo a ebullición a fuego lento sin dejar de remover con una cuchara de madera. Una vez que espese, estará lista la crema pastelera, entonces retírala del fuego y déjala enfriar a temperatura ambiente.
Si lo deseas, puedes añadir un poco de mantequilla cuando retires la crema del fuego e incorporarla bien removiendo, después la tapas con film transparente sin que toque la superficie de la crema, así se evitará la formación de una película.

Preparar la tarta de frutas: Preparar la masa quebrada. Dejarla reposar 30 minutos y mientras, preparar una crema pastelera bien espesa que dejaremos enfriar. Una vez la masa reposada, procedemos a forrar un molde desmontable. Horneamos a 180-200º con algún peso encima para evitar que suba (garbanzos, judías secas, etc.)

Ya horneada la base, la pintamos ligeramente con clara de huevo batida y la volvemos a meter en el horno, ya apagado pero aún caliente. Esto sellará la tarta y evitará que se humedezca con el relleno. Con un par de minutos es suficiente para que se seque la clara. Rellenamos con la crema pastelera, cubrimos con las frutas y pintamos con gelatina neutra. (Preparar la gelatina según instrucciones del fabricante).

3 comentarios:

Noelia dijo...

Uhhh!!! que buena pinta tiene esta tarta, con lo que a mi me gusta la fruta, algun dia me animaré hacerla. Un saludo

noe dijo...

Hola Noelia, estaba riquisisisisima!!! no te imaginas, para verano resulta perfecta, pero para golosas como yo...perfecta todo el año.

Ya me contarás si te animas hacerla.

Saludos!

Anónimo dijo...

la tarta de frutas me facina y esto es lo ke buscaba patra mi taller

Publicar un comentario en la entrada